Estás aquí
Inicio > ACTUALIDAD > A pie, pero con honra en Huesca

A pie, pero con honra en Huesca

Castella deja una tarde en la que expresa la dulzura de su toreo templado especialmente ante el bravucón tercero; De Justo también corta dos orejas, sin poder salir a hombros por el reglamento.

11 de agosto de 2019/Suertematador.com

La plaza de toros de Huesca, inmersa en la segunda de la Feria de la Albahaca, acogía en la tarde de este domingo un mano a mano entre Sebastián Castella y Emilio de Justo con los toros de Adolfo Martín.

Firmeza demostró ante el primero Sebastián Castella, un serio toro de Adolfo Martín que mantuvo la virtud de la repetición pero muy desclasada. Antes, ya lo recibió a gusto con el capote. Fue aprovechando el francés la condición noble del animal para, con su condición de figura, llevarse el gato al agua con el animal. Máxima lentitud de Castella a la hora de meter la estocada, que fue totalmente letal, ya que el astado se echó rapidísimo.

Emilio de Justo recibió un tremendo golpe a la hora de entrar a matar al segundo, un toro de comportamiento serio y exigente. No pudo lucirse en la faena por las condiciones duras del de Adolfo Martín, pero se intentó imponer en todo momento el extremeño. Tenía momentos de inciertos el animal, y en la suerte suprema le dio el fuerte golpe al matador.

510 kilos pesaba el segundo de la tarde, primero del lote de Emilio de Justo, al que Castella dejó un inicio de faena a pies juntos y al hilo de tablas. Fue construyendo una labor en la que la pulcritud y la limpieza fue la clave: que el toro no tocase los trastos de Sebastián fue importante a la hora de plantear el trasteo. Así, y con momentos muy templados, dejó una labor entregada el de Béziers. La espada emborronó el buen toreo del galo ante un toro bravo que, aunque fue con la cara a media altura en el inicio de faena, finalmente se entregó.

“Aviador”, número 74, con un peso de 493 kilos era el cuarto del festejo, un animal con el que dejó actitud y compromiso Emilio de Justo. Dejó momentos de toreo caro especialmente en los pases de pecho de final de las series, gustándose por momentos y estructurando bien su labor. De una estocada trasera despachó De Justo al animal, cayendo pronto el toro y paseando oreja.

Una oreja más paseó Sebastián Castella del quinto del festejo tras otra tarde de plena entrega e importante conjunto. Muy firme el francés, que fue explayando su concepto ante un toro con teclas al que entendió bien para pasear finalmente un nuevo premio. Buena tarde en conjunto a pesar de que por reglamento aragonés Castella no pudo salir a hombros por no cortar dos orejas de un mismo toro.

Muletazos a cámara lenta especialmente al final de la faena dejó Emilio de Justo en el sexto del festejo, un animal más apagado que sus hermanos anteriores y que le permitió expresar un toreo más despacioso al extremeño. Muy buen sentido de la medida de la faena por parte del matador, que estructuró bien un trasteo en el que en el tiempo justo se fue a por la espada. Oreja.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Huesca. Segunda de la feria de la Albahaca. Corrida de toros. Casi lleno.

Toros de Adolfo Martín.

Sebastián Castella, oreja, ovación y oreja. 

Emilio de Justo, ovación, oreja y oreja. 

Top