Estás aquí
Inicio > FESTEJOS > ESPAÑA > Más forma que fondo en Madrid

Más forma que fondo en Madrid

Herido Javier Cortés en un festejo en el que destacó la entrada en varas del de Murteira. Única ovación de la tarde para Fernando Robleño en el primero, mientras que Rubén Pinar no tuvo su día.

15 de septiembre de 2019/ Marco A. Hierro / Foto: Luis Sánchez Olmedo

Se celebraba esta tarde en Las Ventas la corrida concurso de ganaderías en la que se lidiaban toros de La Quinta, Baltasar Ibán, Marqués de Albaserrada, Murteira Grave, Pedraza de Yeltes y Valdellán para Fernando Robleño, Rubén Pinar y Javier Cortés.

El primero fue un animal de La Quinta que no tenía para nada el prototipo de Santa Coloma: aleonado y muy montado el animal, con una cara muy seria. Vendió muy cara su lidia, porque al final por el derecho siempre recortaba, se venía muy recto y tenía siempre en la mira a Robleño, que estuvo valentísimo. Le encontró siempre la distancia y el sitio, ya que tenía que buscar la media altura porque no descolgaba nunca. Faena basada en ser aguerrido y superar en todo momento las dificultades. En el caballo tomó tres varas y bregó muy bien César del Puerto y un quite de peligro cuando, en la primera entrada a matar, cogió al torero por la zona del chaleco. Ovación.

Serio por delante fue el segundo de Ibán, pero sin terminar de rematarse el trapío del animal. Se movió suelto en el capote, cumpliendo sin más en varas, sin pelear con demasiada franqueza. Desorden en la lidia y malas varas de Agustín Moreno. Encastado y noble pero con embestida deslucida, aunque no tenía maldad. Echaba, sin embargo, la cara arriba y andaba rebrincado, por eso no terminó de romper el toro. Tomó demasiadas precauciones Pinar, que no terminó de dar el paso. Estuvo bien pero sin terminar de comprometerse y de montarse encima del toro. Pinchó y fue silenciado tras aviso.

El tercero de Marqués de Albaserrada le dio un pitonazo a la altura del pómulo derecho y una nueva voltereta cuando estaba en el suelo. Fuerte golpe y a la enfermería. Mucho poder tenía el toro en el caballo, pero embestía a arreones en la muleta. Robleño estoqueó al toro, matándolo de pinchazo, estocada casi entera y descabello.

Tras correr turno, salió el quinto de Pedraza de Yeltes en cuarto lugar. Animal que no sirvió mucho de capote, que en el caballo embistió a topetazos y tomó tres puyazos muy de cerca. Sin humillar demasiado, arreando, topando y muy deslucido en la muleta. Tampoco estuvo fresco de ideas Pinar. A lo mejor domeñándolo por abajo el toro tenía otra lidia, pero deslucida labor del manchego. Metió la espada con varios descabellos. Silencio.

Muy bien César del Puerto con los palos en el quinto. El astado de Murteira fue ovacionado de salida, muy astifino y muy bien en el caballo. El mejor presentado de la corrida, astifinísimo. El toro fue notable en los primeros tercios: en el capote repitió bien y acudió con codicia y poder, arrancándose de largo en varas y empujando abajo y fijo en los tres puyazos. La gente protestó por no darle una cuarta vara, pero es que el toro se quedó sin fuelle. Echaba la cara arriba y protestaba. Se deslizaba bien al principio el animal, pero le faltó quietud a Robleño. Con el toro quedándose corto al final, mucho más. Pinchazo, descabello y palmas.

Para atrás fue el sexto, saliendo un sobrero de Rehuelga con recorrido, pero la chispa que tuvo al principio se le murió en el caballo. Había que ponerle más al toro, y Pinar estuvo de puntillas, sin meterse demasiado con el animal, llevándolo sin ajuste y sin embraguetarse, que era lo que hacía falta para conectar. Silencio al torero y ovación al toro.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Las Ventas. Corrida concurso de ganaderías. 6.619 espectadores.

Seis toros de La Quinta, Baltasar Ibán, Marqués de Albaserrada, Murteira Grave, Pedraza de Yeltes y Valdellán.

Fernando Robleño, ovación, silencio en el que mató por Cortés y palmas. 

Rubén Pinar, silencio tras aviso, silencio y silencio. 

Javier Cortés, herido. 

Top