Estás aquí
Inicio > FESTEJOS > ESPAÑA > La tragedia y la verdad llena la Hispanidad en Las Ventas de Madrid

La tragedia y la verdad llena la Hispanidad en Las Ventas de Madrid

Fortísima cornada a Caballero en su primero, al que cortó la oreja; premio para un Colombo al que un pinchazo evitó la gloria venteña y veteranía de De Mora.

12 de octubre de 2019/Javier Fernández-Caballero / Fotos: Luis Sánchez Olmedo

GALERÍA DE FOTOS

Eugenio de Mora, Gonzalo Caballero y Jesús Enrique Colombo era la terna internacional que hacía el paseíllo en la tarde de este 12 de octubre en la plaza de toros de Las Ventas para la Corrida de la Hispanidad. Se lidiaba un encierro de Valdefresno.

Sus dos puntas al cielo lucía el «Cigarrro» abreplaza, animal que fue abanto en el capote de Eugenio de Mora y manseó también en varas, recibiendo una de cada caballo. Fue protestado para devolverlo pero el palco decidió mantenerlo en el ruedo. No quería pelea el toro, pero la suprema inteligencia del moracho le hizo robarle una serie de buen y poderoso trazo al correoso y manso animal, muy difícil de sostener. Y le siguió al hilo de tablas sosteniendo el viaje al de Valdefresno, sin conseguir que la obra rompiese por la condición del animal. Mató de estocada casi entera en buen sitio de la que dobló el animal. Silencio tras aviso para el toledano.

Menos seriedad tenía el segundo, que embistió con más franqueza que el anterior al Capote de Caballero. Caló el quite por chicuelinas de Jesús Enrique Colombo en su primera toma de contacto con el tendido esta tarde. Al doctor García Padrós fue el brindis del madrilelo. Que comenzó por estatuarios su labor y se fue a los medios para torear por la mano derecha. Se vino muy pronto abajo el animal tras intentar bajarle la mano Caballero por ambos lados a un astado que embestía a media altura y eligió terrenos cortos para impactar en el tendido. Fortísima Fue la cornada al entrar a matar, con la plaza sumida en un silencio dramático. Fue rápidamente conducido a la enfermería por sus compañeros.

Puso Colombo todo de su parte cuando el tercero asomó por chiqueros, un animal frio en los primeros tercios y al que banderilleó llevándose a gran parte del tendido con él. Buen tercio de rehiletes del venezolano. Brindó a Gonzalo Caballero su animal, que tuvo calidad en el inicio de faena en el centro del ruedo. Tuvo calidad a menos el de Valdefresno, al que llevó por ambos lados en compases de buen trazo el joven antes de rematar por manoletinas y una estocada en todo lo alto. Oreja.

El quinto le dio un tremendo volteretón a Jesús Enrique Colombo al intentar poner el tercer par de banderillas al violín. El animal hizo por él al intentar el torero hacer un quiebro, levantándolo de la zona del muslo con el pitón y siendo zarandeado posteriormente en el suelo. Tras unos minutos recuperándose, volvió a la cara del toro para brindarlo de forma emotiva al público. En la primera de las series por el pitón derecho ya conectó de nuevo con el tendido, pero se le vino muy a menos el animal y solamente fue posible la porfía en terrenos cortos por ambos lados. Entró a matar sin muleta en la primera de la ocasiones, pinchando, lo que evitó el premio final. A la segunda enterró el acero de forma efectiva, pero el palco no entregó el premio por el primer pinchazo a pesar de que se pidió.

Le consiguió ligar las verónicas con buen trazo Eugenio de Mora al sexto. Fue un animal que le repitió en los primeros compases muleteriles por la mano derecha al toledano, que le alargó el viaje y conectó por esa mano. Por el izquierdo también le repitió a Eugenio el de Valdefresno, al que mató de varios pinchazos y media estocada. Silencio tras aviso.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Las Ventas, Madrid. Tradicional corrida de la Hispanidad. Algo menos de dos tercios de entrada.

Toros de Valdefresno, acordes a su tipo y bien presentados. Correoso y manso el serio primero; a media altura la embestida de un cada vez más apagado segundo; con calidad a menos la del buen tercero; sin romper el incierto cuarto; cada vez más a menos la media embestida del quinto; con duración y fijeza la del sexto.

Eugenio de Mora: silencio tras aviso, silencio y silencio en el que mató por Caballero.

Gonzalo Caballero, oreja tras ser herido.

Jesús Enrique Colombo, oreja y vuelta al ruedo.

INCIDENCIAS: A la muerte del sexto los compañeros le cortaron la coleta al banderillero Pablo Delgado, tercero de la cuadrilla de Gonzalo Caballero.

Parte Médico de Gonzalo Caballero: «Herida por asta de toro en el tercio proximal de la cara interna del muslo izquierdo con dos trayectorias; una de 30 cm hacia arriba y hacia fuera que produce destrozos en músculo sartorio y cuádriceps, y contusión a pala ilíaca izquierda; y otra de 25 cm hacia atrás que secciona vena femoral y ramas colaterales. Se interviene quirúrgicamente bajo anestesia general en la enfermería de la plaza de toros siendo trasladado al Hospital San Francisco de Asís. Pronóstico: muy grave».

Top