Estás aquí
Inicio > FESTEJOS > ESPAÑA > (Entrevista) Diego San Román: “Quise ser generoso con la afición de Villaseca y eso ha tenido recompensa”

(Entrevista) Diego San Román: “Quise ser generoso con la afición de Villaseca y eso ha tenido recompensa”

El joven, que ofreció todo un espectáculo el pasado jueves con La Quinta y fue generoso dejando largo en varas a sus animales, ha sido el Alfarero de Oro 2019.

12 de agosto de 2019/Javier Fernández-Caballero/Foto: Emilio Méndez

Es el novillero del año. El mexicano Diego San Román ha dejado una semana de oro en las plazas en las que ha toreado, pero sobre todo una estelar actuación en la plaza de Villaseca de la Sagra en la que se ha erigido como nombre fundamental para entender el Alfarero de Oro 2019, ya que ha sido su triunfador.

Enhorabuena.

Gracias.

Exigió La Quinta, pero supiste imponerte. Fuiste un auténtico acontecimiento en la plaza de toros de La Sagra. 

Ha sido una semana muy bonita, porque pude salir en hombros en Villaseca, en Trillo, en Cercedilla, en Dax no lo pude hacer porque pinché mi segundo toro, si no sí hubiese tenido un rotundo triunfo.

Destaca sobremanera el triunfo de Villaseca. Sacó muchísimo motor, pero te impusiste especialmente con ese tercero. Corrías el peligro de que la plaza tomase partido por el toro, pero lo hizo por tu toreo.

Tenía mucho que torear y no fue fácil. Tuve muchos errores también, pero pude salir a flote por mis ganas de ser torero. La gente pudo ver mis ganas, que taparon otros errores.

Fuiste muy generoso en el sexto de la tarde, dándole dos puyazos de lejos.

Sí, a la gente en Villaseca les gusta verlo sobre todo con un encierro como La Quinta. Traté de devolverle a la afición lo que me había dado. Traté que ellos también se divirtiesen.

¿Te imaginabas que una plaza vibrase de esa forma con los novilleros?

No, nunca me imaginé que el ambiente iba a estar tan a favor del novillero. Vi la plaza casi llena, el ambientazo cómo se escuchaba, y eso te motiva a estar bien.

Gustó mucho el saludo capotero al segundo.

Las ganas que tengo de torear con el capote es algo que me ha costado mucho trabajo, pero entreno todos los días tanto y tan fuerte que trato de pulir mis errores con la capa. Ese toro también me permitió torearlo.

Top