Estás aquí
Inicio > FESTEJOS > ESPAÑA > El destino se alía con El Cid en su adiós de Zaragoza

El destino se alía con El Cid en su adiós de Zaragoza

El sevillano cuajó una emotiva faena al cuarto, al que desoreja, con una oreja para El Fandi y sin opciones López Simón con la corrida de García Jiménez

12 de octubre de 2019/Marco A. Hierro / Fotos: Emilio Méndez

GALERÍA DE FOTOS

Se despedía El Cid del toreo en tierras europeas en la tarde de este 12 de octubre, día de la Virgen del Pilar, en la plaza de toros de La Misericordia zaragozana. El Fandi y López Simón le acompañaban en el cartel con toros de Hermanos García Jiménez.

Tuvo sabor y fue siempre a más el saludo a la verónica de El Cid al primero, que humilló a medias pero quiso ir detrás del trapo siempre que se lo pusieron delante. También en la muleta, donde comenzó la faena con gran entrega de El Cid, con ligazón y ritmo, pero se lastimó el toro en un natural y tuvo Manuel que cortar allí la obra. Ovación.

El Fandi se mostró en plenitud desde la larga cambiada con que saludó al segundo en el tercio hasta la estocada final. Vibró el público en banderillas, con un tercio espectacular y así continuó siendo la faena con un animal que embestía muy bien tres veces y luego te regalaba un extraño. Tardó en caer tras la estocada y eso enfrió todo para terminar en silencio.

El de Peña de Francia que salió en tercer lugar puso muchas dificultades para acoplarse con él por asperete y temperamental. Tras el brindis a El Cid, Alberto se fue con decisión a muletear al toro de Matilla, y logró muletazos de cierta categoría. Incluso un susto se llevó al arrollarlo el animal, pero la reposición final y la protesta dejó en silencio el resultado final.

El destino le tenía reservada a El Cid la sorpresa más agradable, porque tuvo en el cuarto al toro de la corrida, fiel a sus costumbres. Embistió con importancia, con humillación y con una transmisión tremenda para que acompañase Manuel, en un principio, las embestidas con chispa y con emoción. Pero lo mejor llegó con la mano izquierda, fiel también a lo mejor del sevillano, que supo exigir y cuajar a un animal que fue premiado con la vuelta al ruedo. Dos orejas tras una gran estocada.

También el quinto fue un toro que embistió y que derrochó nobleza y calidad por el albero maño, pero terminó acusando la exigencia de un Fandi que quiso exhibirse en todos los tercios. Sobresalió el toreo de rodillas del inicio de faena, templado y larguísimo, con el animal humillando de verdad. A este sí que lo mató el granadino para cortar una oreja.

Poca historia tuvo la faena de López Simón al sexto, porque no le dejó opciones el toro de Matilla al torero madrileño. Embistiendo con el pitón de fuera, protestando y pegando arreones, hizo estériles los esfuerzos de Alberto por lograr el triunfo. Silencio.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de La Misericordia, Zaragoza. Octava de la Feria del Pilar. Corrida de toros. Tres cuartos de entrada.

Toros de Olga Jiménez, Hermanos García Jiménez y Peña de Francia (3), desiguales de presencia.

El Cid, ovación y dos orejas.

El Fandi, silencio y oreja.

López Simón, silencio y silencio.

Top